Translate

viernes, 9 de mayo de 2014

Jennifer Lawrence habla de Kristen Stewart y sus tropiezos en público

Jennifer Lawrence aparece en una toma para la portada de Marie Claire con un vestido fucsia recibiendo así el verano con la revista de edición de Junio 2014.


Su relación con Nicholas Hoult, surgió en el set de la película X-Men First Class, y cuenta que desde entonces no se han visto mucho.

Lawrence se mantuvo ocupada filmando Silver Linings Playbook y Los Juegos del Hambre: En Llamas, mientras que Hoult grabó Jack the Giant Slayer y Warm Bodies.

Aunque sus horarios usualmente los mantienen alejados por mucho tiempo, a Lawrence no le importa. “Cuando estamos ocupados acordamos ignorarnos mutuamente. No por completo, pero ninguno de los dos se molesta cuando el otro no responde el mensaje de texto o la llamada”, dice la actriz de 23 años.

“La vida es muy agitada. Obviamente uno sabe lo que hace el otro y confía en él”.

Los tabloides han alegado falsamente que las estrellas están cerca de un compromiso, pero Lawrence prefiere tomarse las cosas con calma. “Estamos tan jóvenes y si viviéramos en la misma ciudad, ¿qué pasaría? Estaríamos viviendo juntos”, cuenta a la revista. “Al menos de este modo él está en la misma situación que yo: podemos salir y vivir nuestras vidas y saber que nos tenemos el uno al otro”.

Es esa confianza la que le permite a Jen reírse de los rumores que aseguran que ella está celosa de Kristen Stewart, quien co protagoniza con Hoult la película Equals. “Había algo en una revista y yo me dije, ‘Dios mío eso es divertidísimo porque Kristen y yo somos amigas. De hecho le mandé una foto a ella y le puse: ‘Sólo para que sepas que esto es verdad’”.

Al igual que su personaje en X Men, Mystique, Lawrence asegura que puede relacionarse con “sentirse como cada adolescente que desea estar en una situación distinta a la que se encuentra. Creo que entiendo cómo sería sentir que me gusta Nicholas Hoult”.

Cuando le preguntan qué encuentra atractivo en un hombre, responde: “La apariencia ayuda. Nadie puede negar un rostro bonito. Afortunadamente yo tengo uno. ¡Oh! Ya va… me refiero a mi novio, no a mi rostro. ¡Oh Dios! Quiero decir con alguien que tenga un rostro hermoso”.

Pero la belleza no lo es todo para ella. “El humor y la inteligencia son clave porque la apariencia se desvanece rápidamente. Adoro una mente única. Alguien que sea auténtico”, agrega.

¿Y ha sido raro estar en el mismo set que Nicholas Hoult en X-Men? Jen ríe y dice: “sin comentarios”. Pero añade: “Es complicado”.

Una de las cosas que Hoult adora de Lawrence es su sentido del humor. La desenfadada actitud de la actriz le ha ganado muchos fans, pero ella sabe que no durará toda la vida.

Por ejemplo, cuando se cayó en las escaleras de los Oscars 2013, estuvo avergonzada. “Nadie puede ser adorado por siempre. Nunca me lo he creído. Estoy como que: ‘esperen, la gente se va a cansar de mí, mi foto está en todos lados al igual que mis entrevistas’”.

“Soy molesta porque voy a las alfombras rojas y estoy toda hiperactiva porque he sido sincera y no puedo no photobombear a alguien si hay una buena oportunidad. Pero algo que siempre me digo a mí misma es que debo calmarme, no quiero ser un GIF constantemente”, explica.

Lawrence evita Internet, pero hace una excepción una vez al mes cuando se googlea a sí misma. “Es más, lo primero que haré después de esta entrevista será googlearme”, comenta.

No tiene twitter: “A veces le digo a mi novio cosas que debería estar twitteando con ideas mías y me dice que no. Nunca apoya mis ideas en twitter”.

Desafortunadamente, Lawrence sí se convirtió en un GIF cuando se tropezó con un cono en los Oscars 2014. Ella niega que haya sido planificado: “Intento hacer lo correcto, saludar a los fans, ser agradable y hay un cono de tráfico. Al segundo que me tropiezo con él, estaba riéndome, pero por dentro me decía: ‘Lo eché a perder. Van a creer que esto es actuado’ Si fuera Jared Leto estaría de acuerdo completamente, pero créanme, si fuera a actuarlo lo hubiera hecho en los Golden Globes o los SAG, nunca en dos Oscars consecutivos. Sólo hago lo que puedo”.

Agrega: “Pero si la gente comienza a fastidiarme, yo soy la capitana del equipo. Tanto como me odien, yo estaré 10 pasos por delante”.