Translate

miércoles, 15 de julio de 2015

Reglas de oro para usar leggings o calzas

Poné atención y descubrí cómo lucir divina con esta prenda comodín para usar de día y de noche.



1. Usá ropa interior del mismo color que tus leggings: esta prenda es elástica y puede dejar ver lo que llevás debajo. ¡Mejor ser precavida!

2. Probate las leggings antes de comprarlas: puede que, a veces, sean talle único. Pero, la realidad es que te tienen que quedar al cuerpo, ni muy sueltas ni híper ajustadas.

3. Las medias no son leggings: algunas chicas creen que porque unas pantys tienen un estampado poco traslúcido o son más gruesitas pueden usarlas como calzas. Acordate que ¡las medias son medias y las leggings, leggings!

4. No uses ropa interior ajustada: si llevás una bombacha que te aprieta mucho en la cola o la cintura, lo más probable es que se marque, haciendo que no luzcas bien.

5. Pensá dos veces antes de usar leggings blancas: el blanco se viene con todo esta temporada pero las leggings tienen que ajustarse bien al cuerpo y pueden hacerte ver menos esbelta. Fijate bien como combinarlas para lucirlas correctamente.

6. Saber despedirte de ellas: toda prenda tiene una vida útil. Cuando la lycra ya está desgastada, se nota. Así que por más que sean tus leggings favoritas, deshacete de ellas. Además, al perder ajuste, no moldean tanto tus piernas ni tu cola.

7. No las subás por demás: salvo que sean de tiro alto, no intentes subirlas hasta la cintura y “clavarte” las legggings porque no es favorecedor.

8. Fijate que tengan un buen ajuste en la cintura: lo más incómodo es llevar una leggings que se te caigan y tener que estar acomodándote a cada rato. Chequeá que tengan un buen ajuste.

9. Cuidado con los estampados: acordate que las leggings lisas estilizan y las estampadas te dan más volumen.

FUENTE: seventeen.com.ar